Bolsa, pulsera y gallo Tane.
HISTORIA

TANE, en su constante búsqueda de la perfección,
es sinónimo de lujo y calidad.
Acercarse a TANE es acercarse a México, a una historia artesanal, a una firma que desde hace más de medio siglo se ha caracterizado por su inigualable pasión por el diseño en plata y por su exigencia de calidad en la elaboración de sus piezas.

Al mismo tiempo que forja su camino en el actual mundo de lujo, conserva como pocos la vitalidad artística y artesanal de sus diseños así como su inconfundible elegancia. Es una empresa que a lo largo de los años ha sabido ser creativa en todos los sentidos.

En los primeros años de la década de los 40's, la Ciudad de México, alberga la primera tienda TANE, que en aquel entonces se dedicaba a fabricar y vender artículos de piel. Once años después, el negocio cambió de giro enfocándose a la platería. El nombre de TANE surge de la palabra francesa tannerie, ya que al inicio se trataba de una talabartería, de la cual se tomaron las primeras letras para obtener un nombre corto, agradable y fácil de recordar.

Detrás de una pieza TANE existen numerosas horas de dedicación. Cada uno de los objetos que llevan el sello de la firma resulta especial, no sólo por la belleza de su diseño pero también por su proceso de elaboración a mano y el diestro trabajo de sus orfebres y joyeros.

TANE en su más de medio siglo de existencia, ha trascendido no sólo por su creatividad y versatilidad, sino por su enriquecedora tradición y su legítima herencia mexicana.