Colección Ixchel
COLECCIÓN IXCHEL
El martillado del orfebre suena como un eco por los talleres de la casa platera Tane, preciso, constante, recio...
El martillado del orfebre suena como un eco por los talleres de la casa platera Tane, preciso, constante, recio...

Ixchel es una colección que expresa con voz propia una de las técnicas y texturas más antiguas de Tane: el martelinado.

Tan característico de la firma como el uso de la plata en sí, esta textura utilizada en su pasado principalmente en orfebrería, ahora ofrece una nueva visión creando una sucesión de piezas de joyería distinta y actual.

Fiel a su estilo de contarnos historias, Tane encuentra su inspiración e hiIo conductor en la misteriosa figura de Ixchel, principal dios maya lunar, compañera del sol, y deidad creadora.

Su influencia se manifestaba en las mareas. Agua y fluido representando a la vida. Siendo esta colección luna, tierra y agua: la mujer en su estado más puro.

Ixchel es una colección que expresa con voz propia una de las técnicas y texturas más antiguas de Tane: el martelinado.

Tan característico de la firma como el uso de la plata en sí, esta textura utilizada en su pasado principalmente en orfebrería, ahora ofrece una nueva visión creando una sucesión de piezas de joyería distinta y actual.

Fiel a su estilo de contarnos historias, Tane encuentra su inspiración e hiIo conductor en la misteriosa figura de Ixchel, principal dios maya lunar, compañera del sol, y deidad creadora.

Su influencia se manifestaba en las mareas. Agua y fluido representando a la vida. Siendo esta colección luna, tierra y agua: la mujer en su estado más puro.

Texturas irregulares de los golpes del martillo dan vida a gargantillas, pulseras, collares, aretes y anillos que tienen un espíritu salvaje, tribal y libre.

Para realzar su carácter mítico y artesanal, las piezas contrastan con simples formas circulares de diferentes acabados, unidas a modo de remaches primitivos, evocando la cultura Maya.

Destaca una impactante gargantilla de gran tamaño -cual luna llena en todo su esplendor definitivamente la pieza madre de la colección.

Ixchel es una colección compacta y con historia profundamente mexicana, para una mujer plena y espiritual que vive en el presente.

Para la imagen de la campaña, Tane materializó su visión de mujer fuerte mexicana en la figura de la modelo regia Cristina Piccone, quien es representante de la sofisticación de nuestro país, gracias a pasarelas y publicaciones internacionales de prestigio.

Texturas irregulares de los golpes del martillo dan vida a gargantillas, pulseras, collares, aretes y anillos que tienen un espíritu salvaje, tribal y libre.

Para realzar su carácter mítico y artesanal, las piezas contrastan con simples formas circulares de diferentes acabados, unidas a modo de remaches primitivos, evocando la cultura Maya.

Destaca una impactante gargantilla de gran tamaño -cual luna llena en todo su esplendor definitivamente la pieza madre de la colección.

Ixchel es una colección compacta y con historia profundamente mexicana, para una mujer plena y espiritual que vive en el presente.

Para la imagen de la campaña, Tane materializó su visión de mujer fuerte mexicana en la figura de la modelo regia Cristina Piccone, quien es representante de la sofisticación de nuestro país, gracias a pasarelas y publicaciones internacionales de prestigio.